domingo, 16 de septiembre de 2012

Como sanar tu autoestima


Como sanar tu autoestima

La autoestima es uno de los bienes más preciados del ser humano. Sin embargo las personas o suelen pecar de demasiada autoestima mal enfocada, convirtiéndose en prepotencia o se quedan cortos de autoestima, predominando este segundo comportamiento.
El principal problema por lo que una persona tiene una baja autoestima es que definición le da a la autoestima y la importancia que le da a las cosas. La sociedad influye de manera tan penetrante y potente en las mentes que una chica puede tener en su adolescencia una baja autoestima simplemente por no tener el mismo bolso que sus amigas.
Eso puede condicionar sus notas e incluso su futuro. Ya lo ves, para un adolescente el centro del mundo puede ser la ropa que lleva o cuanto alcohol es capaz de beber con sus amigos.
Para un adolescente salir a un pub, beber y  bailar es ser maduro, es algo que aumenta su autoestima y su vida social. “Paco mola” dirán en clase.
Pero eso en la adolescencia y parte de la adultez aun es asumible, porque la persona tiene que ir madurando y determinando la importancia de las cosas. Si tenemos derecho a equivocarnos es desde luego, durante nuestra infancia y juventud.
Pero todavía hay personas de 25, 30, 50, y hasta 60 años maldiciéndose a si mismas o con problemas de autoestima muy serios, porque: “no son ricos” o “tienen menos dinero que Elena”.
Tú autoestima no se mide comparándola con los demás, eso tienes que tenerlo muy claro. La mayoría de las personas con baja autoestima, si las cogieras y las metieras en un poblado pobre, con gente retrasada, esas personas aumentarían su autoestima a niveles asombrosos.
Esas personas pensarían: “Los demás están mucho peor que yo” , “Yo vivo con más riqueza que ellos” por lo tanto soy mejor. Y tendrían una sana autoestima.
Esa es la forma más absurda y estúpida de etiquetar la autoestima, pero la mayoría de la gente no sabe: como sanar tu autoestima, y por lo tanto asocian su autoestima a completas idioteces y estupideces.
Más que nada lo único que hacen es comparar su vida con los demás, creer que su vida es peor y por ende infravalorarse. Ya tienes tu pack de autoestima baja que condicionará tu vida y hará que no aspires más que a una vida mediocre.
Por qué lo que dictamina el éxito de tu vida no es quién eres sino quién piensas que eres (siempre que no llegue a niveles de prepotencia y falta de respeto a los demás).
Si tú piensas que lo único que mereces es mierda, mierda recibirás. Si tú piensas que lo que mereces es una gran vida, una gran vida tendrás.

Como sanar tu autoestima: Los secretos

La gente se piensa que las personas que viven a su alrededor y tienen más que ellos, son personas súper poderosas que han nacido con un don. Se creen que Leo messi es el futbolista de oro por excelencia que Zeus designó y envió a la tierra con un rayo.
Piensan que Rafa Nadal nació con un Don, que fue entregado por unos dioses que lo encontraron en una cuneta de oro macizo.
Se piensan que Cervantes era un prodigio y toda su vida fue de rotundo éxito.
La gente piensa cuando ve éxito ajeno de cualquier forma expresable que es algo inaudito y que ellos no pueden conseguirlo, nada más lejos de la realidad.
Todo lo que te puedas imaginar lo puedes conseguir (teniendo los límites obvios, por supuesto, si imaginas ir a la luna dando un cabezazo a tu madre, por mucho que lo intentes no lo conseguirás).
El problema de las personas con baja autoestima, a parte de despreciarse sin parar es que no ven posible “romper la barrera”.
Para como sanar tu autoestima tienes que saber en que consiste romper la barrera

Como sanar tu autoestima rompiendo la barrera

La barrera es lo que las personas se encuentran cuando aspiran a nuevas metas. Alguien que ha vivido toda su vida pobre es difícil que se vea a si mismo viviendo en un chalet, con perros, piscina y una excelente calidad de vida.
Por mucho que se lo imagine y se vea a si misma ahí le cuesta y aunque lo tenga cerca le va a costar mucho imaginárselo porque en cierto modo, no lo ha vivido en su vida y por lo tanto es algo que, de momento, se torna irreal.
Pero eso no es excusa, la barrera siempre se puede romper y una vez se rompe sienta un precedente. Todos tenemos barrera y siempre las tienes que ir superando tanto para como sanar tu autoestima como para ir mejorando siempre.
Cuando yo comencé a practicar la sociabilidad tuve que superar una de esas barreras enormes. Toda mi vida había vivido los pubs y las fiestas con el alcohol, viendo a la gente de mi alrededor hablar, pero yo callado. Sin jamás conocer gente nueva.
Imagina como tiene que ser vivir unos 4 años así y de un día para otro decidir romper esa barrera. Costó y fue difícil, pero la primera vez que se rompió de forma definitiva y creó un precedente fue el halo de esperanza de una vida nueva. No tenía porque volver a ser ultra tímido, no tenía por qué conformarme con la mediocridad social.
Lo mismo ocurrió cuando decidí rentabilizar Verdadera Seducción, el paso para que algo diera dinero, aunque fuera poco, rompió esa barrera de preguntarme: “¿Se puede vivir de internet y lo que te gusta”?.
Efectivamente, al romperse esa barrera creó un precedente: “se puede vivir de hacer lo que te gusta”. Cuando rompes una barrera sanas tu autoestima, sanas una parte de ti herida y creas un bucle positivismo dónde será difícil volver al antes de romper la barrera.
Por ejemplo, aunque yo ahora mismo me arruinara o pasara algo, en menos de 1 año volvería a crear otro proyecto similar y rentable, no me costaría porque he roto todas esas barreras. Vivir así es una realidad y mi día a día.
Te sonará el caso de: “la paradoja del rico”. El típico rico que quiebra, pero da igual, porque todos saben que volverá a levantarse.
Hace años se hizo un estudio psicológico que según en el nivel de riqueza que habías vivido, era en lo mínimo que te conformabas. Así que alguien que ha vivido rodeado de lujos ha roto todas las barreras que un pobre tiene que romper. Por lo tanto no se conformará con menos que eso porque es lo que ha vivido.
Pero no te confundas, como sanar tu autoestima no va de riqueza o pobreza, va mucho más allá de ti. De cómo te valoras, lo que es importante y debes saber algo.
Tú eres lo más importante del mundo, tienes tus virtudes y tus defectos. Maldecirse es de tontos, lo que puedes hacer es honrar tus virtudes y convivir con tus defectos.
Yo soy la persona con más derecho a tener una baja autoestima. Nací con un gen alterado que hace que tenga una de las enfermedades más peligrosas y mortales que existen. Eso me da más derecho que nadie para tildarme de inferior. Pero no hago, salgo adelante, me independicé, cree una empresa que es más asociación que empresa, vivo la vida y cada día me esfuerzo en ser el mejor teniendo una sana autoestima.
En cambio ves gente que no sabe como sanar su autoestima, personas con una salud de hierro, una buena vida pero que no paran de despreciarse.
La autoestima no es cuestión de quién eres o qué tienes, sino de como te ves a ti mismo, esa es la única clave y para ello debes aprender a verte a ti mismo como el dios que eres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada